ESPECIAL DEL BAF: Murió Víctor Ledesma.

Víctor Ledesma y Atahualpa Yupanqui


Reproducimos la nota publicada esta mañana en LA MAÑANA NEUQUÉN.

Gentileza: S.M., El Jume

Muy adentro 'el corazón
donde palpita la vida,
siento como un comezon;
Hai' ser mi prenda querida!


El triste adiós a Víctor Ledesma

El reconocido autor e intérprete de música folklórica murió el lunes 13 de julio por la tarde en la capital neuquina. Llevaba más de cincuenta años radicado en la provincia.

Nacido en Santiago del Estero, pocos meses atrás había festejado su cumpleaños número 100. En 1995 fue distinguido en el Deliberante.

Neuquén > “Era un tipo muy tranquilo, muy observador. Y tenía esa modorra típica de los santiagueños, esa pasividad que tienen. Era un tipo que te escuchaba, muy sabio. Era de pocas palabras. Pero cuando lo hacía, tenía una madurez musical que te hacía crecer muchísimo”. Así definió Jorge Enei a Víctor Ledesma. Juntos trabajaron en “Toda una vida”, el disco que se editó en Neuquén y en el que el músico recorrió las canciones que nunca había grabado.

En la tarde de ayer, en el clima seco que había elegido murió Víctor Ledesma. Nacido en Santiago del Estero un 27 de abril de 1909, fue un reconocido autor e intérprete de música folkórica nacional.

Su carrera comenzó desde muy joven, cuando a los 16 años partió de su Santiago natal rumbo a Buenos Aires junto a Ramón García. Trabajaron en un varieté cantando y tocando la guitarra. Allí, bailaban a dos pesos por noche para poder subsistir en las calles porteñas. Al poco tiempo se integró al conjunto nativo que dirigía Saúl López Figueroa en ese entonces y también se unió a una compañía teatral con la que representó obras gauchescas en el teatro Ópera porteño.

Entre sus incursiones artísticas, integró un dúo de danzas con el primer bailarín de la compañía de Andrés Chazarreta, Pedro Jiménez. También actuó en el teatro nacional con la compañía de Enrique Muiño Alippi, junto al maestro Julio De Caro. En aquel espectáculo, cerraban cada presentación con un número de malambo santiagueño.

Encuentro

Su gran compañero artístico fue Rodolfo Martínez, el reconocido cantor de tangos. Juntos, recorrieron gran parte del país y de América durante casi 45 años.

En uno de los regresos a Buenos Aires, en 1935, participaron de la inauguración de LR1 Radio El Mundo, en la calle Maipú 555. A partir de ese momento, actuarían durante nueve años como número estable de la emisora.

Durante algunos años recorrieron América junto a la empresa Toddy y a través de diversas presentaciones radiales consiguieron una gran repercusión popular que los llevó a grabar su primer disco con RCA Víctor.

Entre otras anécdotas, Victor Ledesma actuó para Igor Stravinsky en una noche donde también actuó Atahualpa Yupanqui. También actuó en reiteradas oportunidades en la Casa Rosada. Entre el público de aquellas presentaciones estuvo alguna vez Raúl Alfonsín. Además, actuaron en la quinta presidencial del Olivos para Juan Domingo Perón y Evita.

Alto Valle

En 1963, el dúo Martínez Ledesma fue contratado para realizar una serie de presentaciones en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Fue allí cuando quedó impactado por estas tierras. “Se enamoró de Neuquén. Llevaba más de cincuenta años viviendo acá. Se cansó de las giras y un día, de paso por estas tierras, se enamoró del clima. Sufría de los huesos y no soportaba la humedad de Buenos Aires. Era la época que estaba dejando de cantar con Martínez y eligió a Neuquén para disfrutar del resto de su vida”, recordó Enei.

Diosquierita cuando muera

que un viejito violinero

me lo toque chacarera

de mi pago salavinero.

Danzas

Se radicó en la provincia y, en menos de un año, comenzó a enseñar danzas folklóricas y guitarra. Sin embargo, a los pocos años se fue a vivir a Mar del Plata para reeditar así el dúo con Martínez. Fue en esa época que el dúo grabó por última vez, con la dirección de Carlos García. Además, juntos participaron en la película “El canto cuenta su historia”.

En menos de dos años, Ledesma volvió a Neuquén. Esta vez, para siempre. En 1971 dirigió el ballet folklórico juvenil, auspiciado por la Dirección de Cultura de Neuquén. Más allá de su gran carrera como músico, Ledesma fue autor de numerosos temas. Entre ellos, la “Zambita de Neuquén”, cuya letra pertenece al ex locutor de LU5 Juan Carlos Passalacqua.

En Neuquén, recibió numerosas distinciones. En 1995 fue honrado por el Concejo Deliberante capitalino como ciudadano ilustre. Al mismo tiempo, Sadaic lo galardonó por su labor en la difusión de la música neuquina. En 2000 fue distinguido por la asociación Personajes de mi Ciudad. En aquel momento, cantó, tocó y hasta bailó con una ex alumna.

En esta provincia editó un disco: “Toda una vida”. “Le pusimos así porque quiso editar las canciones que nunca había grabado y que el trajo de otros lugares como Venezuela, Cuba y Puerto Rico, entre otros. Fue un orgullo hacerlo. Es que, en palabras de él, nunca las había grabado. Tuve esa enorme satisfacción, la alegría que don Víctor eligiera mi propuesta para su primer disco solista”, recordó Jorge Enei.

Cuando pase por su rancho,

muy cerca 'e la madrugada,

machadito con aloja,

¡lei' cantar una vidala!


Anoche, antes de dormirme

debajo e' un cielo nublado,

de pensar en tus ojitos

vi todo el cielo estrellado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

BAF del 14 de enero.

BAF del 28 de agosto.

BOLETÍN DE ACTIVIDADES FOLKLÓRICAS del 25 de agosto de 2022