Especial del BAF: Teresa Parodi.

“OTRO CANTAR”. PERO “CON LA MISMA VOZ”...

Fernando Pedernera
Radio Nacional/ BAF


(Buenos Aires, 25 de septiembre de 2011. BAF-RNA) Aquella noche de sábado, el Club Atlético Fernández Fierro (el CAFF) se presentaba colmado, una constante en las tres jornadas en las que la enorme cantautora correntina Teresa Parodi presentó “Otro Cantar”, su disco más reciente.


A 34 minutos de las 21, hora prevista para el inicio de la segunda jornada, las luces del amplio tinglado se atenúan a la vez que los murmullos dan lugar al silencio que precede al aplauso con el que el público recibe a la entrañable artista.


Una Teresa conmovida agradece sonriente con su mirada celeste que, tal vez, en ese momento, le gustaría prestar a su abuela Emilia, para que se alegre por el largo camino que ha transitado su nieta. La misma que al despedirse, la oyó repetirle “que todo irá bien...”


-“Me encanta cantar en un barrio de Buenos Aires”, revela contenta. Da la bienvenida y avisa: “Pero voy a cantarles el disco, para eso los he invitado”.


Y en cálida continuidad, la acordeona de Fernando Correa y la percusión de Facundo Guevara, la guitarra de Jorge Giuliano y el bajo de Lucas Homer, introducen su obra “Con la misma voz” -grabada en el disco con la banda Arbolito- acaso dejando claro en qué lugar se ubica cuando el discurso del poder en la capital de los argentinos pareciera pretender que todo aquel que no sea argentino no merece un lugar en la ciudad.


Teresa canta “los paraguayos, los bolivianos, Chile y Brasil, tanto uruguayo, tanto peruano, tanto país, que tiene acento de patria grande para vivir” y la multitud adhiere jubilosa.


El recital continúa con “Que baje”, tema de la dupla mendocina Raúl Tilín Orozco (también productor del disco y arreglador de algunos temas) y Fernando Barrientos.


Luego anuncia que va a cantar “tal vez la más importante” canción del disco, porque “dice algo en el final”, y suena la dulce “Como el río”, que le pertenece en letra y música, y que en el disco grabó con la uruguaya Ana Prada.


Evoca a Juan Carlos Baldomero Palma y le canta su “Riachuelero”, en alusión a ese Riachuelo cerquita de la capital correntina y a San Luis del Palmar. Interpreta “Con la cara al amanecer”, con música propia y la letra aportada por el dúo Orozco- Barrientos.


Teresa disfruta cuando la música la envuelve y la abraza como rogándole que sume su voz a la pequeña sinfonía que se desborda desde el escenario.


Un elogio de la juventud preanuncia la llegada de “Hoy me hace falta verte bien”, del joven y talentoso cantautor rionegrino Lisandro Aristimuño, y de “Adios”, de la exquisita uruguaya Ana Prada en dupla con la compositora Eugenia López Nozal.


Al cantar “La escondedora” cuenta cómo su canción la “tironea pa'l norte, donde ha quedado mi nido”, sentir compartido por más de un provinciano que solo cambia el punto cardinal para adaptar la letra a su propia añoranza.


Como en casi la totalidad de su obra, “Jacinta regresa a casa”, la historia de una mujer como tantas en nuestra Argentina tan digna como “tan sin nada”, ratifica el compromiso de Teresa Parodi con los postulados del Nuevo Cancionero.


Sin embargo, la realidad social no le impide que los mismos pobres se alegren y protagonicen “La Fiesta Grande”, creada en yunta con Rosendo Arias, el compañero de Ofelia Leiva, y cantada en el disco por Fernando Barrientos, que “hizo escala en Cuyo pero que se volcó al chamamé”.


Primera visita sobre sólido el escenario del CAFF: La “Chiqui” María de los Ángeles Ledesma para revivir la historia de Ramón Maciel, el carpintero que hacía las cunas “tan hondas como un abrazo” para “los niños que nunca tuvo” y que vio crecer en su patio.


También con la Chiqui casi en cuyano dúo de voces, la recreacion de “La Celedonia Batista” es celebrada por un público que disfruta agradecido.


Y llega el inevitable recuerdo a la gran Mercedes Sosa, en una noche que está siendo registrada para un documental que intentará contar la historia del Nuevo Cancionero, creado en Mendoza “cuando la década del 60 apenas tenía 3 años” (como diría, y con talento, Pedro Patzer).


Memora y agradece la cesión de Fabián Matus del registro de “Corazón de Pájaro”, el tema compuesto con Horacio Molina, que dio nombre a su disco anterior y que en este trabajo aparece cantado a dúo con la gigante tucumana y como broche de oro del disco.


Y tras la evocación, el anuncio del siguiente tema de la lista: de Jorge Sosa (santafesino, radicado en Mendoza) y Damián Sánchez (mendocino radicado en Buenos Aires), los mismos autores de “Tonada de Otoño”, se escuchará “Marrón”, cuya fuerza prepara el territorio para que Teresa cante “Cuando tenga la tierra”, de Ariel Petrocelli y Daniel Toro, y el coro se escuche cada vez más numeroso.


Se permite Teresa, cantar otro tema fuera del disco. Se trata de un gualambao compuesto dos días antes y estrenado la noche anterior que “le voy a mostrar al duende misionero, Ramón Ayala (creador del ritmo) para que me de su opinión”.


Bello poema, “Posdata”, antecede al “Retrato de un pescador, de Ramón Ayala, que se pierde por el “Río de Camalotes” de Mario Corradini.


Y de golpe, “Todo Cambia”. Y el coro que contiene a más improvisados cantores. Hasta apagarse el escenario y quedar el CAFF a oscuras, señal de que algo puede suceder... Y sucede la polca correntina “Cheruvichá” para que sea otra fiesta el escenario y el recital concluya, formalmente, con un “¡Viva el CAFF!” a voz en cuello.


La ovación es sostenida y de pie. Está previsto otro tema. Y vuelve “Con la misma voz”, reivindicando el orgullo de ser Latinamericanos.


Concluye el tema y una nueva ovación sube y rebota en el techo de chapa para volver al escenario, desde donde Teresa, agradecida, hace notar las presencias estelares de esa noche: Marián Farías Gómez, del catalán Nilda Fernández (con quien Mercedes Sosa grabara Mon Amour), el eterno Vitillo Ábalos junto con su buena moza Elvira, las grandes cantoras bonaerense Mónica Abraham y riojana María de los Ángeles “La Bruja” Salguero, Antonio Rodríguez Villar (autor, con Mario Arnedo Gallo, de “La Flor Azul” y presidente de la Academia Argentina del Folklore) y Fabián Matus, hijo de la inolvidable Mercedes.


-” 'Toy como en un cumpleaños con dos tortas”, sonríe. Y al agradecer, la canción se le vuelve urgente, provocando en su ocaso una nueva ovación.


El final de la noche llega con un “estreno mundial”, con “una canción que escribí esta mañana” y que en su estribillo explica: “Lo que dice mi canto lo aprendí de mi pueblo”. Todo dicho.


Teresa Parodi ha presentado su “Otro Cantar” y “Con la misma voz”.



Fernando Pedernera
Radio Nacional/ BAF
25-09-2011

Comentarios

Entradas populares de este blog

BAF del 28 de agosto.

¡¡¡Y volvió a volver el BAF!!!

BAF del 23/05/22