LOS PUEBLOS DE LA SELVA AMERICANA ABRIERON EL AMERICANTO 2009.

Fernando PEDERNERA

Radio Nacional Bs. As.

El Prado Gaucho del Parque General San Martín se llenó de música y de poesía en la primera jornada del Americanto de los Pueblos.

La noche se inició pasadas las 20:30 pese a que la concurrencia hasta el momento no satisfacía las expectativas pero, de a poco, se fue completando la capacidad hasta alcanzar un pico de 3.500 personas.

Tras la presentación de los Maestros de Ceremonia, subieron al escenario las Orquestas “Pitufónica”, de Las Heras, dirigida por el maestro Luis Rojas, y la Orquesta “Alas del Viento”, de General Alvear, dirigida por la maestra Emilse Jacobchuk, ambas integrantes del Programa Provincial de Orquestas Infantiles.

La “Pitufónica” interpretó para comenzar el Tema de Amor de la película Titanic y un Carnavalito, y la “Alas del Viento” inició su presentación con un Coral ucraniano tradicional y con la chacarera de Peteco Carabajal “Desde el Puente Carretero”.

Luego, ambas orquestas interpretaron “Estrellita”, Tema del filme Cinema Paradiso -acompañados por el Grupo Vocal Tinkuna Warmi (Encuentro de Mujeres, en quechua), de Godoy Cruz, dirigido por Ana María Savelli- y finalizaron con el motivo “Chiriguare”.

El momento emotivo de la noche se vivió cuando se leyó la resolución por la cual se bautizaba al escenario del Americanto con el nombre del enorme Armando Tejada Gómez y se procedió a entregar un recordatorio a Paula Tejada, una de las hijas del poeta mendocino.

En diálogo con Radio Nacional, Paula Tejada señaló que siempre que un guitarrero empuñaba su guitarra y cantaba una letra de su padre, ya lo estaba reconociendo, pero desde lo oficial, era un homenaje especial por lo que significaba el Americanto, por la fuerte impronta Latinoamericanista que tenía, y por la admiración que el poeta sentía por el creador de este Encuentro, el también mendocino Damián Sánchez a quien -destacó- pese a la diferencia de edad, admiraba.

En medio de ese clima, inauguró la escena recientemente bautizada Mónica Abraham, quien realizó un repaso por su discografía con la solvencia a la que nos tiene acostumbrados. Lucieron en su voz “Trovador de Rocío”, de Tejada Gómez y Tito Francia; “Noticias de mi corazón”, de Orlando Miño; “Pan del Agua”, de Ramón Ayala; “Cueca de la viña nueva”, de Félix Palorma. Y la “Tonada para don José”, de Jorge Sosa y Freddy Vidal, en homenaje a José de San Martín, al cumplirse 231 años de su natalicio. Y siguieron “Canción de Cuna”, “Pájaro Suburbano”, “Mestizo” y “La Jardinera”, de Violeta Parra.

A continuación se presentó Marcelino Azaguate, con un muestrario de canciones que hizo vibrar a la concurrencia. Interpretó sus propias “Coplas del Barrio”, “Florcita de Rocío”, El Adiós (de autoría Compartida con Raúl Reynoso), “La Tejedora” (musicalizada por Polo Martí) y la bella cueca que fue tema oficial de la Vendimia 2008, “Hija del Río y de la Tierra”, con música de Marcelino Azaguate sobre versos de Nora Meineri. Y la sabiduría del Pueblo también tuvo su lugar cuando dejó “Así cantaba un cuyano” y cuando cerró con más “Coplas Populares”.

Subió posteriormente Verónica Condomí quien realizó un generoso recital en el que resaltaron “Para la guagüita”, “Diles Río”, “Gato, zamba y chacarera” y un homenaje a Violeta Parra.

El trío de Guitarras 18 Cuerdas conmovió al Prado Gaucho con música de distintas latitudes del continente y con folklore cuyano del más tradicional. Brotaron de entre sus manos “La Bolivianita”, “Gota de lluvia”, “El Amanecer”, la tonada “Voy Andando” y la cueca de Marziali “Hilario, viejito Lindo” (con el Dúo Nuevo Cuyo), los gatos “El mercedino” y “Del Plumerillo”, “Mozo guapo”, “Kilómetro 11”, “Este Corazón que tengo” y “El carmelitano”.

Inmediatamente subió la venezolana Cecilia Todd, quien realizó un set de 13 canciones y dos bises. Comenzó con la “Tonada para dos tristezas” y lucieron “El norte es una Quimera”, el “Polo Margariteño”, el infaltable “Pajarillo verde”, “Acidito”, “Canción ratona”, “La embarazada del viento”, “Bendita la flor morena” y “los Grifiñafitos”, singular trabalenguas que cantó junto a “Las Mujeres Mendocinas”, cuarteto femenino integrado por las imperdibles Analía Garcetti, Alejandra Bermejillo, Mariana Matta y Sandra Amaya.

Cuando la noche comenzaba a alargarse producto de tantas y tan buenas actuaciones, subieron al escenario “Armando Tejada Gómez” las cantoras cuyanas Juanita Vera y Yolanda Navarro, que deleitaron a la multitud con las tonadas “La Trilla”, “la Rosa Encarnada”, las cuecas “El alto el olvido”, “Póngale por las Hileras” y “Cochero ‘e Plaza” los gatos “De Lavalle soy señores”, y “El 180” y la zamba “La Amorosa”.

Con un Prado que comenzaba a mostrar más blancos que presencias, acaso por lo avanzado de la hora y por tratarse de la madrugada de una jornada laboral, se presentó el Proyecto Abya Yala, del trío Víctor Hugo Cortez-Gustavo Maturano-Sandra Amaya, que interpretó “El Api” (Cortez), “Cacerolita” (Maturano), “Caluyo del desierto” (Amaya), “Escribo por ejemplo (Inti Illimani), “Huanuqueando” (R. Vilca) y una potente versión de “Clandestino” (Manu Chao). Alguien se acordó, tras escucharlos, de aquellos Músicos Populares Argentinos, MPA, que organizara por los ’80 el Chango Farías Gómez.

Y cuando la plaza se mantenía ocupada en una mínima pero ávida proporción, subió para ponerle punto final a la primera noche del Americanto de los Pueblos, la excepcional correntina Teresa Parodi, que sedujo con “La Canción es urgente”, “Esa musiquita”, “El otro país”, “Primera Soledad” (luego de pedirle permiso a Mendoza, para homenajear a su amigo el poeta Armando Tejada Gómez), “La Celedonia Batista”, “El cielo del albañil”, “Pedro Canoero”, “Canción para Verónica”, “El Ángel de la bicicleta”, “Cheruvichá” y “Resistiendo”, todas coreadas por el escaso pero emocionado público que la vivó hasta hacer que voliera al escenario y les regalara la nueva y emocionante zamba “Pastora de Soledades” y el clásico chamamé “Puerto Tirol”.

Con los ecos litoraleños flotando en el fresco aire de la madrugada se fueron apagando las luces del imponente escenario que quedó preparado para recibir en la segunda jornada a los “Pueblos de Agua y del Mar”.

Para destacar: la calidad y el nivel musical y poético presentado.

Para ajustar: los tiempos, para que no vuelva a suceder que el número de cierre, por la hora, deba presentarse ante una platea diezmada.

Para repetir: la excelencia puesta en escena en una noche que quedará guardada para siempre en los corazones de los que se quedaron hasta el final.

Escuche los domingos de 15 a 16 "El Aire de Aquí con los Herederos del Cuyum".
Conducen Mariel Kosacki y Fernando Pedernera por la FM 98.7 Radio Nacional Folklórica www.radionacional.com.ar
Deje su comentario en el Blog del BAF: http://boletinfolclorico.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

BAF del 28 de agosto.

¡¡¡Y volvió a volver el BAF!!!

BAF del 23/05/22