ESPECIAL DEL BAF: MURIÓ EDUARDO LAGOS


(27 de junio de 2009. BAF-RNA) El reconocido pianista falleció a los 80 años el viernes 26 de junio a las 23 horas.

Tenía 80 años y padecía Mal de Párkinson desde 2004. Por decisión familiar no se realizará velatorio ni ceremonia alguna.


“QUIERO QUE ME RECUERDEN COMO UN BUEN TIPO, Y COMO ALGUIEN QUE QUISO, Y SUPO, DIVERTIRSE. LA PASÉ TAN BIEN...”

Eduardo Lagos o “el Negro Lagos”, como lo llamaban sus amigos, nacido el 18 de febrero de 1929, le respondió así a la pregunta del periodista Diego Jemio en una entrevista publicada en febrero de 2006..

A los 8 años escuchó un tango por la radio, fue al piano y lo tocó. Bastó para que sus padres “que tocaban mal pero amaban la música” le pusieran de profesor al compositor Juan Carlos Paz, quien lo acercó a la música universal y le enseño a saborearla. Aunque fueron los Hermanos Ábalos los que lo hicieron disfrutar de las síncopas y de los colores del folklore.

Lagos vivía por y para la música, aunque también amaba la medicina. Fueron sus “dos mujeres”. Ejerció su profesión de médico oftalmólogo durante 47 años. Cuentan que además navegaba y había incursionado en el periodismo como crítico musical, lo que le valió que algún importante autor dejara de saludarlo por haber sido tildado de “monótono” por el experto.

Fue Asesor y Director Artístico de Radio Municipal (1983-1986), Radio Belgrano (1969-1971), Radio El Mundo (1972) y Radio Nacional (1987-1988), y crítico de Música Popular, Folklore y Tango en el diario " La Prensa " y en las revistas "Folklore", "Gente" y "Atlántida" (1966-1972).

Cultivó la proyección folklórica por los años 50 y 60, cuando florecía lo que hoy reconocemos como Folklore Tradicional y cuando hablar de ello remitía poco menos que a ciencia ficción o futurismo. De ahí que al menos dos de sus discos (“Así nos gusta” –junto a Ástor Piazzolla, Hugo Díaz y Oscar Alem- y “Tono y Dominante” -junto a otro “seleccionado de cómplices”- fueran publicados más de tres décadas después de su grabación)

Supo decir que “el folklore ya estaba hecho y lo que se podía hacer por aquellos días, 1967, era “Música de Raíz Folklórica”, porque solo quedaba “hurgar en las esencias”. Entre otros conceptos también había advertido que por “falta de tiempo y estudio” no había folkloristas.

De esa época es la memorable versión de su chacarera “ La Oncena ”, con letra de Juan Goñi, junto a Mercedes Sosa, en voz, junto a Domingo Cura en percusión, Oscar Alem en contrabajo y Santiago Bértiz, el papá de Pepete, en guitarra.

Con respecto a la relación entre música y medicina explicaba que el principal punto de contacto era la comprensión del problema de los demás, “compenetrarse con el dolor de los otros”. Y explicaba que aunque la música era alegría para él, siempre había “contacto con el otro”.

De destacable humildad, confesó en aquella entrevista que nunca necesitó ni quiso ser famoso sino hacer música que le gustara a él; y que tampoco le interesó ser mejor compositor que intérprete ni al revés porque lo hacía para divertirse.

Y como sostenía que la palabra “compositor” le quedaba grande, reconocía nada más que tres canciones que podrían darle ese título: “La bacha”, “La oncena” y “Cuando los gauchos vienen marchando”.

Cuando lo llamaban adelantado, decía que le preocupaba que los músicos que así lo denominaban conocieran quiénes había sido Manuel Gómez Carrillo o José María Hoyos, porque entendía injusto que fueran desconocidos pese que “estaban parados sobre sus hombros”.

Antecesor de la improvisación musical y con un envidiable manejo de la armonía, se lo tenía como un renovador dentro de la renovación. Grabó 6 discos y participó como invitado en muchas otras grabaciones.

Grabó con Ástor Piazzolla, Hugo Díaz, Domingo Cura, Carlos Franzetti, Jaime Torres, Mercedes Sosa, entre otros.

Entre los discos que todo aficionado a la música debería tener aparece “Pianissimo”, grabado a cuatro manos con su gran amigo Oscar Alem en 1985, disco que fue reeditado en 2007 por el sello Gobi Music.

Entre otros discos también registró "Así nos gusta" (1969), "Pianíssimo" - A 4 manos con Oscar Alem, 1985, "Dialecto" - Con Jorge González y Pocho la Pouble , 1991, "Condimentos" – 1996 y “Tono y Dominante” – grabado en 1977 y editado a fines de 2008.

El maestro Eduardo Lagos tenía 80 años cuando “la dama de negro” lo pasó a buscar a las 23 horas del viernes 26 de junio de 2009 por su propia casa. Era el lugar donde había decidido permanecer cuando el mal de Parkinson lo afectó hasta impedirle tocar su amado instrumento y hacerlo padecer dificultades de motricidad, entre otras.

Dicen que a las puertas del cielo lo estaban aguardando “Hans Oreja” (seudónimo de Hugo Díaz), Domingo Cura, Pocho La Pouble y Ástor Piazzolla, entre otros. Y que, avisado por San Pedro de la peña que se estaba armando, el Altísimo volvió a plantearse si era en verdad Todopoderoso…

Fernando Pedernera


Fotografía: Gentileza de Silvia Majul.

Nota recomendada:
La realizada por el periodista Diego Jemio:

http://www.clarin.com/diario/2006/02/17/espectaculos/c-00401.htm

Escuche los domingos de 15 a 16 "El Aire de Aquí con los Herederos del Cuyum".
Conducen Mariel Kosacki y Fernando Pedernera por la FM 98.7 Radio Nacional Folklórica
www.radionacional.com.ar
Deje su comentario en el Blog del BAF: http://boletinfolclorico.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

BAF del 14 de enero.

BAF del 28 de agosto.

BOLETÍN DE ACTIVIDADES FOLKLÓRICAS del 25 de agosto de 2022