COSQUÍN 2013: Novena Luna

La Comisión consagró a Bruno Arias, MJC, Joaquín Benítez y a Suna Rocha.
(Cosquín, 29 de enero de 2013. Fernando Pedernera, RNA-BAF) Con el diario del día siguiente suele ser más fácil hasta sacar conclusiones. Pero con la memoria de los días anteriores es hasta necesario registrar por escrito alguna de las impresiones de la Luna que porque no compite para los premios del certamen, suele ser la más fácilmente olvidable, aunque se produzcan actuaciones de excepción que, de haberse dado durante la semana y/o hasta el sábado, podrían haber introducido acaso más emoción a la hora de las definiciones.
En punto a las 22, el Poema, el Ballet Camin, con su homenaje al Altiplano pre y post Himno a Cosquín y el Grito de Claudio Juárez iniciaron el último milagro de la edición 2013, “la noche de los pañuelos blancos”, como solía emocionarse la voz del admirado y siempre recordado “Negro” Miguel Ángel Gutiérrez.
“-Se acaba Cosquín 2013, se apaga el grito que le pone capital al Folklore; se apagan las coplas y ya no se escucharán las tonadas de todas las comarcas”, advierte, encendido en su Arenga, el maestro de Ceremonias, Marcelo Simón.
Y como sucediera en la edición 2011, los santiagueños Julio Paz y Roberto Cantos, el Dúo Coplanacu, tienen la responsabilidad de abrir musicalmente la noche. Y el tiempo los acompaña. Para que puedan vidalear con “Flor de Lirio” y encenderse con “Pelusita de totora” y “La Pedro Cáceres”, y disfrutar hasta el final con “De Simoca”, del Chango Rodrìguez, “dedicada a todos los tucumanos”, “Escondido de los bombos”, “La santiagueña”, “Mirando Lejos”, “La causaleña” y “Alma Challuera”. Y para que no los extrañen: “Agitando pañuelos”, acomapañado por el coro de una plaza siempre por colmarse.
Ganadores del PreCosquin en el rubro Conjunto de Malambo, reprogramados, vuelven a pasearse por detrás del escenario, pero esta vez suben al escenario Estilo Federal, grupo integrado por cuyanos de San Juan y de Mendoza.
Si bien son más de 30 los números programados para la Novena Luna, hay tiempo para disfrutar de la exquisita propuesta del Trío Aymama que persuade con “Sencillito y de alpargatas”, el gato de Moreno Palacios; convence con “Trasnochados espineles”, del Cholo Aguirre, y conmueve con “El otro país”, de Teresa Parodi, aunque no precisamente en ese orden.
Luego, Brisas del Norte interpreta “Si me voy antes que vos”, de Jaime Roos; y “Tu propia primavera”.
Momento esperado para cuyanos y cuyanistas, la presentación de Jorge Oyarzábal y Armando Navarro, considerado uno de los mejores dúos de la historia, emocionó en la plaza Próspero y a distancia a quienes seguían la transmisión de Radio Nacional y de la Televisión Pública.
Cuyanos de ley y como no podía ser de otro modo, honraron a la Cuyanísima Trinidad con “Tonadas y más tonadas”, de José Zavala; “Vendimia de dos”, cueca de Fabiano Navarro; y el gato cuyano “De Cuyo vengo y traigo”.
Sin escalas, hacia Tucumán, Taficeños mostró su tierra al grito de “Tu pollera tucumana”, de Romero, Pérez, Soria y –zeitune; y “Corazón de limón”, de Pedro Favini, Oscar Valles y Tito Segura.
Seguidamente, las premiaciones. Celosamente guardadas hasta último momento, la revelación, si bien podía suponerse, no dejo de sorprender. “Destacados Peña Oficial: Mullieris, de santiago del Estero. Destacados de Espectáculos Callejeros: Los Indios de Ahora. Revelación del Festival: como era de prever, Joaquín Benítez, bandoneonista de la Sede Oberá, Misiones, de 17 años, ganador del PreCosquín en el Rubro Solista Instrumental, de impecable actuación durante la Segunda Luna. Consagración: Por fin, Bruno Arias, el jujeño de El Carmen. Y, la sorpresa: Consagración Instrumental: Trío MJC (Jorge Martínez, Pablo Jaurena, Mauro Ciavatini), quienes esta vez se habían presentado con Orquesta Típica.
Y el premio más importante que otorga la Comisión Municipal de Folklore, El Camin de Oro, fue para la inobjetable cantora cordobesa de Las Arrias, Suna Rocha. “Van a ver que todos van a estar de acuerdo”, había advertido un importante miembro e la Comisión ante la incertidumbre de la Prensa al respecto. Aplauso, Placa, Estatuilla y besos.
Tras las formalidades, la notable presentación de La Delegación Provincial de Catamarca, que presentó el cuadro “Catamarca Tierra Mía”, conformado por creaciones colectivas y de Manuel Acosta Villafañez y Juan Ponferrada, entre otros, motivó la pregunta sobre si existía algún premio para las delegaciones, como en los comienzos del Festival, a comienzos de los años ’60.
A continuación Ceibales, de Salta, con clásicos como “Guitarrero”, de Di Fulvio; “Gatito para mi Salta”, de Adrián Fleita Zotelo, con Gualicho, ballet de Coronel Moldes.
Para que anote la Comisión: Tato Díaz, cantautor santiagueño. Buena voz, buen manejo de la escena y repertorio propio: “Paisaje de mi adentro” (Tato Díaz) y “De amor y guitarra” (G. Ortiz).
Tucumana y gran cantora, Adriana Tula revivió un repertorio muy poco transitado, al menos, en los últimos Cosquines: “Zamba del cercador”, de Ariel Ferraro y Ramón Navarro; “Del '55”, chacarera de los Hermanos Núñez; “Fuego en Anymaná, de Tejada Gómez e Isella; y ante el pedido del público, “Si llega a ser tucumana”, de Miguel Ángel Pérez, “Perecito”. De haber estado durante la semana, habría calificado para algún reconocimiento.
El conjunto Gualicho pasó por Cosquín 2013 con “Paisaje”, de Franco Simone, en ritmo de huayno y toda la fuerza para despedirse.
Queridos por el público que, prácticamente los vio crecer, Yamila Cafrune y Facundo Ramírez repasaron los grandes éxitos de sus respectivos padres en renovadas versiones. Llamó la atención que Facundo no tocara el piano que usara su padre, el enorme compositor santafecino Ariel Ramírez, y lo hiciera en un teclado.
Amboé descargó su batería de éxitos sobre la Plaza Próspero Molina; Rubén Patagonia -que debió ser reprogramado ante la firmeza del artista de negarse a actuar “a las deshoras” de una Luna- subió el mensaje de su pueblo al escenario Atahualpa Yupanqui; el pampeano Julián Oderiz cantó cuecas, una canción y una chacarera; y Son Ellas, el grupo femenino de Salta, realizó un homenaje a Ariel Ramírez con una singular versión de Alfonsina y el Mar; revivió la Chaya de la Soledad, de César Perdiguero y la zamba de Eladia Blázquez, “Cuando el amor se va”.
Puskano, salteños de Cafayate, dejó “La Arenosa” (Leguizamón- Castilla) y “Rescoldo” (M. Tiveri); Sentires cantó “Jamás”, “Río Verde”, y un enganchado de huaynos; y Claudio Tays presentó un repertorio que concluyó con “Balderrama”.
Vestido con prendas gauchas, Leonardo Miranda, el Bagual, demostró que puede competir por la Consagración si lo dejan.
El instrumentista Juan Manuel Medina se lució con flauta traversa y notables versiones de “Zamba de Simoca”, del Chango Rodríguez; “Gato de Cosquín”, de Ica Novo; y “El nuevo amor que yo tengo”.
Efectivos cuando hace folklore, Los Nocheros recrearon los éxitos registrados en su disco de clásicos y repasaron éxitos de discos anteriores con el oficio de quienes saben lo que hacen sobre un escenario como el de Cosquín.
Y para que no decayera el ánimo, los correntinos Los Alonsitos interpretaron “Todo el mundo a cantar”, de Aldy Balestra, festejados popurrís de Polkas y de Chamamés y cerraron con “Vienes y te vas”, de Roselli.
Y para las estadísticas, y a altísimas horas de la última Luna, según la grilla anunciada debían subir Iván Faisal, Los Izquierdos de la Cueva, José García, Los Dos, Rosana Rivero, Los Arrieros, Diableros de Orán y Emiliano del Río.
Un nuevo Cosquín ya era historia y el Río y la Luna renovaban promesas para volver a amarse el próximo verano.
Al borde del amanecer, cuando los pasos dejaron de pisar la Plaza, los duendes cargaron su cajitas sobre sus espaldas y se despidieron con la firme intención de volver, aún pese al ninguneo editorial de algún diario de provincia.

Comentarios

Unknown ha dicho que…
En el ánimo de compartir sobre cultura en Argentina un vistazo a Clases de Teatro en San Telmo es una excelente opción de una nueva perspectiva cultural.

Entradas populares de este blog

BAF del 28 de agosto.

¡¡¡Y volvió a volver el BAF!!!

BAF del 23/05/22